BIO-DESPERTAR

Un blog sobre el despertar de la conciencia biológica.

La Envidia y las neuronas espejo.

5 comentarios

Solemos pensar que cuando alguien siente envidia, o cuando nosotros sentimos envidia de alguien eso es una mala elección, un error, algo que no debería ser. La envidia es un pecado, un pecado capital de hecho, y por ello, procuramos anularla o esconderla.

 

Pero, ¿QUÉ NOS REFLEJA LA ENVIDIA?

envidia

REFLEJA…

Hace unos años un grupo de científicos descubrieron lo que llamaron las “neuronas espejo” (podéis ver un amplio artículo al respecto aquí: http://pijamasurf.com/2011/07/las-neuronas-espejo-guardan-los-secretos-de-la-evolucion-humana/) Estas neuronas, haciendo un pequeño resumen, se encendían cuando un mono comía un cacahuete y lo hacían también cuando el mono veía a alguien comerse un cacahuete.

Desde ese “simple” descubrimiento. Muchos autores, científicos e investigadores han publicado sobre ellas (V.S Ramachandram, Rupert Sheldrake, Bruce Lipton…) y se deducen muchísimas cosas, pero nos interesa concretamente una:

 

“Cuando vemos algo en nuestro exterior, nuestro inconsciente lo toma como si nos estuviese pasando a nosotros”.

 

Lo que da lugar a la ley del inconsciente que dice: “Para el inconsciente el otro no existe”.

 

Luego, y reflexionando sobre la envidia, vemos que existen dos tipos de envidia, o solemos llamar envidia a dos cosas distintas:

 

1)      La que podríamos llamar puramente “envidia mental”: Es esa que identificamos porqué no tiene una resonancia emocional, como cuando vemos a alguien comiendo un helado y soltamos la coletilla “que envidia me das” sabiendo perfectamente que en cualquier momento nosotros podemos acceder a comernos un helado zanjando el asunto. Es la que solemos llamar “Envidia Sana”.

 

2)      La envidia real que nos genera cierta impotencia: Esa que nos llega al alma, esa que nos hace decir “¡buuuf! Como me gustaría tener aquello…” y además lo sentimos. Esa es la que identificamos como “Envidia Mala” aunque, no nos engañemos, a veces también solemos llamar “Envidia Sana” pero solo para disimular.

 

Bien, vamos a centrarnos en la segunda; si el otro no existe, si lo que sentimos proviene de la activación de nuestras neuronas espejo que nos hacen sentir que lo que estamos viendo en realidad lo experimentamos nosotros, ¿Cuál es el mensaje?

 

Muy simple, el mensaje es: “No puedo tener lo que siento que estoy teniendo”

 

Eso es muy importante porqué nos muestra un conflicto, un boicot, un programa inconsciente que nos guarda, nos protege de eso que estamos experimentando, puesto que de alguna manera puede “amargarnos la vida”.

Eso es el origen del encuentro con un programa que desconocemos y que dice:

 

“No soy merecedor de eso”

 

Y que a la vez crea un conflicto de bloqueo puesto que nuestro consciente SI quiere eso que está viendo. Y ya sabemos que si dos partes de nosotros tiran en direcciones opuestas, no estamos “centrados” para atraer y crear nuestra realidad.

 

Por lo tanto, demos las gracias a los momentos de envidia por ponernos en contacto con un programa que nos produce boicot…

 

…Y empecemos a tomar conciencia.

 

¿Qué me produce envidia?

 

 

Anuncios

Autor: Joan Vilanova

Terapeuta en Biodescodificación. Psicoterapeuta alternativo. Músico, guitarrista, compositor, profesor conferenciante, escritor y numerólogo.

5 pensamientos en “La Envidia y las neuronas espejo.

  1. Por ejemplo a mí me produce envidia el cuerpo fuerte de otros hombres. ¿Me curo de esa envidia dedicándome a cultivar esos músculos, es decir creyendo que también puedo ser así de fuerte?

    • Lo que debes averiguar es lo que te impide tener un cuerpo fuerte. Los conflictos pueden ser muchos, desde que no te mereces ser fuerte (desvalorización frente a una autoridad), o que no puedes ser fuerte (algguien fuerte, algún protector de la familia que hubiera sufrido o fallecido), hasta el deseo de tener a alguien fuerte que te proteja i no tenerlo (conflicto de padre en la infancia), etc. Como ves, pueden ser cosas muy diversas, cada caso es cada caso y por eso pasamos visita. El consejo que te daría es que lo intentes si realmente te apetece, eso sin dudarlo, si sientes que quieres tener un cuerpo más fuerte, adelante. Pero si en el intento empiezas a tener algun conflicto físico, mental (nervioso) o emocional (desde dolores, insomnio, miedo…) no fuerces nada, dedícate a buscar el conflicto antes de forzar la situación. También podría ser que se tratara de una envidia sana y que realmente no hubiera ningún conflicto, o sea que sin preocuparse… ocúpate!
      Y sé feliz todo lo que puedas y mucha fuerza en tu vida.

  2. Oye, gracias por responder

  3. por favor necesito orientación. Ayer me encontré con una persona que siempre me hace comentarios feos sobre mi nuevo trabajo porque sabe que me está yendo bien y estoy contento. Me dice: las amarguras que estarás pasando. Y yo le digo todo lo contrario porque es verdad me siento muy bien alli. Pero qué significa que esta persona siempre me traiga ese tipo de comentarios tan horribles?

    • Buenas Luz.
      Primero de todo decirte que este blog al que has escrito está cerrado. El nuevo puedes seguirlo en http://www.biodespertar.com desde donde también puedes descargarte gratis los diccionarios de biodescodificación y las apps para android.
      Respecto a tu pregunta, creo que el resentir que me comentas tiene que ver con el sentirse o no aprobado más que con la envidia (título del artículo). En realidad, que una persona te traiga unos comentarios u otros, no significa nada por sí mismo, pero sí tu interpretación – en este caso, la interpretación de que esos comentarios son horribles -. El por qué o el para qué consideras estos comentarios “horribles” es lo que deberías someter a análisis. ¿Esperas algo en concreto de esa persona? ¿Qué importancia tiene esa persona para ti? ¿Qué poder le entregas a sus opiniones? etc.
      Yo procuro basarme en la filosofía de Un Curso de Milagros, pues considero que me funciona. Un Curso de Milagros dice que nuestra función aquí es perdonar. Desde este punto de vista yo me preguntaría “¿Qué oportunidad me está dando la vida para perdonar? ¿Qué es lo que debo perdonar? Siguiendo el texto sobre las neuronas espejo, cuando escuchas los comentarios es como si te vieras a ti mismo haciéndolos y seguramente rechazas la posibilidad de hacerlos. Es probable que alguna vez “hayas herido” a alguien con algún comentario (si te sirve de consuelo, todos lo “hemos hecho” y lo pongo entre comillas porqué siempre se trata de una interpretación, no de una verdad en sí misma). Esta orientación, aunque algo más dura en apariencia, nos permite encontrar algo con lo que trabajar.
      En mi caso puedo decirte que cuando alguien me ofende (o yo lo interpreto así) suelo sentirme muy mal por una cuestión: Yo me ESFUERZO mucho para procurar no ofender a nadie con mis comentarios, y al ver que otra persona no se ESFUERZA, me siento culpable. Eso es lo que yo debo perdonar en mi mismo: Mi autoexigencia y mi ESFUERZO (palabra que viene de fuerza). A veces me es más fácil y a veces más difícil soltar o perdonar, pero siento un alivio cuando encuentro un hilo del que tirar y que me lleva a mí. Nunca reselvemos nada yendo hacia el otro. Aunque al principio nos lo parezca.
      Bien, espero que estos comentarios puedan servirte. Te deseo un feliz fin de semana y estás invitado a visitar http://www.biodespertar.com
      Un fuerte abrazo.
      Joan Marc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s