BIO-DESPERTAR

Un blog sobre el despertar de la conciencia biológica.


1 comentario

ESCUCHAR

Escuchar

Nacemos sabiendo, nos gusta, nos encanta,

Convertimos nuestra vida en un escuchar contínuo.

Escuchamos a los padres, a los maestros, a los amigos,

A los pájaros, los árboles y las nubes,

A los sueños, a los ángeles… a Diós.

Escuchamos a nuestra manera y lo hacemos de forma natural.

Por interés… por amor

Prestamos atención al mundo entero y lo hacemos con amor

Lo acogemos en nuestro ser, lo aceptamos

Y no diferenciamos entre aceptar y escuchar, porqué sabemos que es lo mismo.

Sin embargo al “crecer” al “madurar” al “hacernos mayores” al “evolucionar”… vamos olvidando esa virtud.

Por interés… por chantage.

Porqué enseñamos a los que suben que si quieren ser escuchados deben dar algo a cambio:

Un conocimiento, un diploma, un valor… dinero…

… aix!

Enseñamos que escuchar es mantenerse callado mientras intentas adivinar que está pensando el otro en realidad y sobretodo… en que está equivocado.

Enseñamos que el Maestro HABLA y el alumno ESCUCHA.

Y así, pervertimos un don, y ocultamos la mayor verdad de este universo.

La más bella.

Pero Diós sigue enviando almas que escuchan,

¡Y que lloran, que juegan, que gritan!

Y con ello nos enseñan a escuchar… nos ofrecen la oportunidad de volver a aprender,  de recuperar nuestra santidad, nuestra divinidad.

A cambio de dejar de creernos sabios, nos ofrecen la verdad.

Maestros… ¡grandes maestros!

Y nosotros necios…

Les pretendemos EDUCAR.

 

Escuchar.

Anuncios


Deja un comentario

SOBRE LA VERDAD.

DIVERTIMENTO PROFUNDO
paisaje copia

– A veces creo que no tengo la respuesta y empiezo a buscarla. ¿Donde estará? ¿Quién la tendrá? ¿Sabré entenderla cuando esta llegue? ¿Estará en una de estas fotografías con texto que la gente cuelga en las redes sociales? Seguro que sí, pero ¿en cual?… las leeré todas despacio y sin juzgar. SIEMPRE dicen que NO hay que JUZGAR, entonces seguro que todas las frases y mensajes llevan algo de verdad… Seguramente yo seré tonto, porqué a veces no entiendo algunas verdades, no se, a ver…
¡- Ah! ¡Esa es! Esa verdad si vale, es bonita, poética la frase, extraordinaria la fotografía, idílico paisaje y preciosos protagonistas, y además sé que el que la ha subido entiende de verdades, es muuuy espiritual (medita cada día, imagínate), esa es la verdad, estoy seguro.

– Aunque… quizá esté escogiendo esta verdad porqué es para mí fácil, y así justifico mi camino. Puede que la verdad sea para mí algo duro y no quiera oírla… a lo mejor es una de esas frases que he leído y no me ha gustado, con esas fotos más grises, oscuras…
– Puede que no quiera ver mi oscuridad i deba verla. Puede que necesite verla.
– ¿Cual será la frase que necesito oír?
– ¿Qué mensaje me está enviando el universo hoy?
– ¡Por favor, señor (o señora o lo que sea) mándame un mensaje claro, una señal!
– A lo mejor necesito más de un mensaje. Leeré más.
– Cuanto más leo, más me doy cuenta que estoy lejos de las verdades que leo, me falta tanto por aprender, leo tantas cosas que no entiendo o que no hago… soy tan poca cosa…
– Yo no debo ser muy espiritual…

– Pues voy a hacer una cosa, voy a crear mi propia verdad partiendo de mi corazón. Si ellos pueden escribir sus verdades ¡YO TEMBIÉN PUEDO!
– ¡Ala!
Un abrazo hermanos 😉


2 comentarios

EL VERDADERO ORIGEN DE LA ENFERMEDAD.

 Del exterior al interior

Hace milenios que todas las religiones, textos sagrados, culturas esotéricas, tradiciones chamánicas, etc. intentan transmitirnos la necesidad de “despertarnos de nuestro sueño”. Con mayor o menor acierto en sus técnicas, la mayoría han intentado desviar el foco de nuestra atención a través de un viaje desde nuestro exterior (percepción del mundo) a nuestro interior (Auto-conocimiento). Esta ancestral dicotomía es en realidad una falsa dualidad fabricada por el hombre (como veremos en la teoría del espejo), pero ha servido para separar, por ejemplo, ciencia y religión. Con la aparición en el escenario de la física cuántica estas dos polaridades empiezan a relacionarse dentro de la premisa de que “el observador afecta a lo observado por el simple hecho de observar” convirtiendo al observador (nosotros) en creadores de realidad.

Profundizaré más en este punto ya que ha dado lugar a hermosas pero falsas (o incompletas) teorías espirituales sobre la potencialidad humana que es necesario aclarar.

19709_biodecoding

Enfermedad externa vs. Enfermedad interna.

La medicina llamada tradicional (o académica) se centra en su mayor parte en dos puntos:

a) Eliminar o suavizar los síntomas de una enfermedad.

b) Localizar y neutralizar el origen, externo a nuestra conciencia o nuestro ser, de dicha enfermedad.

Útil i necesaria, la medicina actual cuyos estudios derivan del método científico (visión externa) no deja de ser algo limitado por la división antes mencionada. Esta se ocupa de los “organismos invasores”, los “objetos traumáticos” y todas las formas de restitución física de nuestra salud… Eso es admirable, y los logros conseguidos en el último siglo por la ciencia médica son realmente sorprendentes (desde los antibióticos a la cirugía no invasiva pasando por una multitud de transplantes) pero ignora algo:

  El objetivo que tiene tanto la naturaleza como nuestro organismo para incurrir en la enfermedad: Lo que la BioNeuroEmoción llama “El Sentido Biológico” o como veremos en otros artículos, el “para qué” de la reacción del organismo.

Entrar en los “Sentidos biológicos” personales de cada enfermedad u órgano es una de las funciones que nos desvela lo estudios de la BioNeuroEmoción, pero si queremos encontrar un “Sentido Biológico” general podríamos decir que:

La existencia de una dolencia, trauma o enfermedad es un aviso de que existe una incoherencia entre los tres estados de nuestro ser:

 Mental (lo que pensamos)

Emocional (lo que sentimos)

Físico (lo que hacemos)

Por lo tanto el punto más importante en nuestro viaje al interior para lograr la salud es lograr lo que llamamos coherencia emocional “Pensar, sentir y hacer, en la misma dirección”.

La coherencia emocional.

Si pienso blanco, siento blanco y hago blanco, estoy en coherencia emocional y por tanto tengo salud y evito los accidentes. Cuando los tres estados no están alineados, es cuando empiezo a atraer las posibilidades de enfermedad o accidente.

Definición de enfermedad.

Visto los puntos hasta ahora podemos llegar a la siguiente definición de enfermedad (que sería válida para cualquier tipo de dolencia física, emocional o mental):

  La enfermedad es siempre una reacción del organismo a una situación vivida como conflictiva en la que no se ha logrado una coherencia en nuestros niveles de forma consciente.

Joan Marc Vilanova i Pujó