BIO-DESPERTAR

Un blog sobre el despertar de la conciencia biológica.


Deja un comentario

EL CONFLICTO DE PROCUSTO I

procusto
Es un conflicto que en el que podemos caer muchos terapeutas. Procusto, a veces llamado Sillis, es un personaje de la mitología Griega. Era bandolero que trabajaba como mesonero. Estaba convencido que todos los hombres debían medir lo mismo, 170 cm… Él mismo medía 170 cm. y se daba cuenta de que no todos medían lo mismo, pero estaba convencido de tener la razón; los que sobrepasaban esa altura es que se habían equivocado, se habían olvidado de dejar de crecer. Y los que no llegaban también se habían equivocado, sencillamente se habían olvidado de crecer. En realidad los hechos no contradecían su creencia de base.
Por consiguiente, en las habitaciones de su albergue, las camas medían 170 cm. Durante la cena, mezclaba un somnífero en la bebida de los viajeros de manera que, cuando caían profundamente dormidos, cortaba los pies de los que sobresalía de la cama, y mediante cuerdas y poleas, estiraba las piernas de los que eran demasiado bajos… de modo que, al día siguiente, todos medían 170 cm.
Todos nosotros, sea cual sea nuestra disciplina, corremos el riesgo de caer en el complejo de Procusto de manera inconsciente. Esta metáfora sirve de ilustración para entender la perversión del ideal en conformismo.
Es un símbolo de la teoría ética e intelectual que ejercen las personas que no toleran las acciones y las opiniones de los demás, excepto cuando coinciden con sus propios criterios.
Una persona (terapeuta) que es rígida e inflexible, que prefiere poner en duda a los demás terapeutas, en vez de cuestionarse a sí mismo. Esta persona tiene esta creencia, y reorganiza el mundo exterior en función de esta creencia.
El conflicto de Procusto, es como estar tan seguro de lo que tú crees y haces, que tienes el deber de inculcar al otro tu creencia y no aceptar nada de fuera, e intentar imponer lo que tú crees a los demás.
Del libro de Enric Corbera: “Tratado de Biodescodificación”.