BIO-DESPERTAR

Un blog sobre el despertar de la conciencia biológica.


Deja un comentario

EL EGO

November 13th, 2009 @ 12:24:17

El EGO existe y existirá siempre que haya una experiencia individual y personal a experimentar. Todo aquello que queramos experimentar como indivíduos deveremos hacerlo a través de los ojos del EGO, pues el EGO es simplemente la imagen o referéncia que tengo de mi, o sea: “My Self Reference” EGO-MSR.

Es el sistema a través del cual experimento “Mi História”. No es ni bueno ni malo.

Solo NO es la verdad de quien soy.

Cuando decimos: “Esto es mi verdad” estamos diciendo “Esta es la verdad que mi imagen ha creado para justificarse”, y como yo creo ser mi imagen la defenderé hasta la muerte.

Cuando un niño nace cree que todo lo que ve, oye, siente… TODO es él. No contempla la separación. En el momento que el niño empieza a verse a si mismo como algo separado de su madre, su padre y su entorno, nace el ego, y lo celebramos “Parece una personita” solemos decir… Y es que es bueno ver el mundo por uno mismo.

El Ego nace con nosotros y muere con nosotros, pero nosotros somos infinitos. Volveremos a nacer, a experimentar, pero no lo haremos a través de esta máscara o EGO sino a través de otra.

No podemos eliminar el EGO pues terminaríamos con la experiencia personal, sin embargo, podemos trascenderlo, ir más allá. De la misma manera que una vez descubrimos que nosotros no somos lo que vemos sino el que ve lo que vemos, un día podemos darnos cuenta que no somos el EGO sino aquel que experimenta a través de este EGO, así lo trascendemos.

Una vez somos capaces de ver el EGO en funcionamiento desde fuera tenemos la oportunidad de cambiar el funcionamiento de ese ego (poco a poco, sin prisas) de un MSR (My Self Reference) a HCR (Human Conscience Reference).

 

Mientras seas, serás EGO… ámalo.

Anuncios


1 comentario

ESCUCHAR

Escuchar

Nacemos sabiendo, nos gusta, nos encanta,

Convertimos nuestra vida en un escuchar contínuo.

Escuchamos a los padres, a los maestros, a los amigos,

A los pájaros, los árboles y las nubes,

A los sueños, a los ángeles… a Diós.

Escuchamos a nuestra manera y lo hacemos de forma natural.

Por interés… por amor

Prestamos atención al mundo entero y lo hacemos con amor

Lo acogemos en nuestro ser, lo aceptamos

Y no diferenciamos entre aceptar y escuchar, porqué sabemos que es lo mismo.

Sin embargo al “crecer” al “madurar” al “hacernos mayores” al “evolucionar”… vamos olvidando esa virtud.

Por interés… por chantage.

Porqué enseñamos a los que suben que si quieren ser escuchados deben dar algo a cambio:

Un conocimiento, un diploma, un valor… dinero…

… aix!

Enseñamos que escuchar es mantenerse callado mientras intentas adivinar que está pensando el otro en realidad y sobretodo… en que está equivocado.

Enseñamos que el Maestro HABLA y el alumno ESCUCHA.

Y así, pervertimos un don, y ocultamos la mayor verdad de este universo.

La más bella.

Pero Diós sigue enviando almas que escuchan,

¡Y que lloran, que juegan, que gritan!

Y con ello nos enseñan a escuchar… nos ofrecen la oportunidad de volver a aprender,  de recuperar nuestra santidad, nuestra divinidad.

A cambio de dejar de creernos sabios, nos ofrecen la verdad.

Maestros… ¡grandes maestros!

Y nosotros necios…

Les pretendemos EDUCAR.

 

Escuchar.